Tres recetas ricas, sanas y eco para comenzar bien el año

Año tras año, lo quiera o no lo quiera, no hay Navidades que no me pase comiendo… Supongo que soy de esas personas que “comen con los ojos” y ver toda la comida rica sobre la mesa me dan ganas de probar de todo. Resultado = indigestión.

Así que en casa hemos pensado que vamos a preparar unos menús para después de las fiestas intentar depurarnos y poner en práctica el archiconocido propósito de año nuevo de “comer mejor”, sin locuras ni extremos pero con recetas ligeras, sanas y sabrosas.

Ya he contado varias veces que yo de cocina “cero”, pero tengo a un compañero de vida al que le encanta cocinar, y además lo hace muy requetebien por lo que es él quien se encarga del tema desde llenar la nevera, hasta planear menús, pasando por otras tareas menos agradecidas como es recoger o limpiar.

Aquí os dejo tres ejemplos de recetas para poner a tono el cuerpo después de tanta fiesta. Si os gusta intento convencer a mi chico de que se curre alguno más 😉

BATIDO VERDE PARA DESAYUNARunnamed-3

El año pasado me aficioné a los batidos verdes para desayunar porque están buenísimos, sacian un montón y a lo largo del día soy incapaz de comer tanta fruta como pongo en cada uno de ellos. Uno de mis favoritos es este: Una manzana, un plátano, un puñado de frambuesas (las compramos congeladas que duran más y salen mejor de precio, y las echo sin descongelar), media ramita de apio, dos puñados de espinacas, una cucharada sopera de semillas de chía y medio vaso de agua. Todo a la batidora de vaso y aunque el color sea poco atractivo os prometo que está buenísimo.

ENSALADA DE ESCAROLA Y GRANADA

unnamed-1 Para comer seguimos con lo verde, con una ensalada de escarola, granada, y nueces y aderezada con una vinagreta riquísima a base de: 2 cucharadas de vinagre de manzana, media cucharadita de mostaza, 4 cucharadas de aceite de oliva y un pelín de miel. Ponemos los ingredientes en un bote tapado y agitamos con fuerza. La mezcla está buenísima!

QUINOA CON CALABAZA Y ZANAHORIA

unnamed

Soy incapaz de eliminar los hidratos de carbono de mi dieta, mucho menos con este frío, pero la quinoa tiene un alto contenido en proteínas y no tiene gluten. La ONU la ha considerado un “Súperalimento” y lo cierto es que en casa nos encanta. Ahora en este tiempo la preparamos así:

  • Lavamos bien la quinoa bajo el grifo con un colador y abundante agua
  • Sofreímos media cebolla, un diente de ajo, 1/4 de pimiento rojo y una zanahoria todo picadito.
  • Añadimos 1/2 puerro en rodajas y 300gr de calabaza picada cuando la cebolla comience a estar transparente. Salteamos y añadimos un chorrito de vino blanco.
  • Cocemos la quinoa aparte (1 parte de quinoa por 2 de agua) a fuego lento hasta que la quinoa esté en su punto y se consuma el agua (12/15 min)
  • Se mezcla la quinoa con el resto de los ingredientes y se saltea un minuto con una pizca de nuez moscada y otra pizca de comino.

Es un plato completísimo y súper sano que además a las peques les encanta 🙂

Cuando le propuse a Jose la idea de elaborar unos menús sanos para todos pensamos en ir a la sección eco de Carrefour a por ingredientes y ya de paso probar in situ Apple Pay con Carrefour PASS para pagar nuestra compra.

unnamed-6 unnamed-5 unnamed-7 unnamed-4unnamed-2

Mi chico es bastante más organizado que yo pero yo soy desastre en modo máximo: no suelo llevar más de 5€ efectivo, el DNI lo tengo caducado desde hace meses y las claves de las tarjetas me bailan en la cabeza, así que este servicio me parece total.

Usarlo es tan sencillo como:

  • Escanear la tarjeta PASS de Carrefour en la aplicación “Wallet” de tu iPhone (disponible para iPhone SE, iPhone 6 y posterior y Apple Watch)
  • Haces la compra en Carrefour y a la hora de pagar acercas el móvil al lector de tarjetas mientras presionas sensor ID.
  • Tachán! ya has pagado sin sacar tarjetas, poner claves, buscar esos 20cts de efectivo que te faltan, acordarte de tu clave… Fácil, rápido y seguro, ya que los datos de tu tarjeta no son almacenados ni en tu iPhone ni en los servidores de Apple.

Además Carrefour es la primera empresa de distribución en España que ofrece este servicio a sus clientes e incluso permite hacer pagos en otros establecimientos fuera de Carrefour que acepten pagos “sin contacto”.

No es que vaya mucho a la compra, pero lo de no tener que andar pendiente de las claves de las tarjetas me parece la pera, mucho más cuando vamos con las niñas y mientras pagamos tenemos que estar negociando que esta vez no compramos gominolas, hacer malabarismos con el bolso, las bolsas y el monedero, y ver las caras de desesperación del resto de la cola.

Tenéis un vídeo explicativo en este link:

 

*Post en colaboración con Carrefour. Gracias  por hacer que este blog siga creciendo

2 Comments