Visita al Castañar de El Tiemblo con niños

castanar-de-el-tiemblo

El domingo aprovechamos el día libre de Jose para escaparnos al campo a respirar otoño. Al principio íbamos a ir al Hayedo de Montejo, otro sitio precioso en el que estuvimos hace años cuando Martina era pequeña y al que tenemos muchas ganas de volver los cuatro. Al final nos decidimos por el Castañar de El Tiemblo porque no lo conocíamos y también porque para el Hayedo hay que reservar la visita con tiempo o corres el riesgo de no poder entrar.

El Castañar de El Tiemblo se encuentra en Ávila, a unos 90km de Madrid y la época más bonita para visitarlo es entre mediados de octubre y mediados de noviembre. El espectáculo otoñal es sencillamente espectacular en esta época con los castaños y robles teñidos de ocre, naranjas, rojizos…

castanar-de-el-tiemblo castanar-de-el-tiemblo castanar-de-el-tiembloAl ser la época más bonita, también es la más concurrida. Nosotros llegamos sobre las 12:00 y ya había bastante gente. No tanta como para darte la vuelta, pero la suficiente como para que “el silencio del bosque” fuera inexistente… así que suponemos lo ideal sería llegar entre las 10:00 y las 11:00 de la mañana.

Recomendaciones antes de salir de casa:

  • Id extra abrigados aunque haga buen día, hace mucha humedad y hay muchas sombras.
  • Meted agua y comida en unas mochilas. Una vez sales del pueblo no hay ningún sitio para comprar nada. Y si queréis hacer picnic podéis llevar una mantita para el suelo o similar.
  • Llevad la cámara bien cargada y las tarjetas vacías. Es impresionantemente bonito para fotografiar.
  • Coged cestas para recoger castañas, piñas, hojas…
  • Tened en cuenta que hay una tasa municipal a pagar en efectivo. Por vehículo se pagan 6€ + 2€ extra por adulto. Es decir, nosotros pagamos 10€ en total.

castanar-de-el-tiemblo castanar-de-el-tiembloEl coche se deja a unos 6 kilómetros del pueblo por una carretera de montaña a medio asfaltar en el área recreativa de El Regajo, justo al lado del Castañar y . Normalmente hay voluntarios que te indican donde aparcar y también las rutas que puedes hacer dependiendo de la dificultad o duración.

Nuestra idea era hacer una ruta circular de 4km bastante fácil para ir con niños. La llaman la ruta del Abuelo porque llega hasta un castaño al que llaman precisamente así por los años que lleva en pie. Esa era nuestra idea como digo, pero cuando vas con niños los planes cambian constantemente… Finalmente nos quedamos casi al lado del aparcamiento recogiendo castañas y cuando nos quisimos dar cuenta eran las 2 de la tarde, hora de bajar al pueblo de nuevo y encontrar algún sitio para comer.

castanar-de-el-tiemblo castanar-de-el-tiemblo castanar-de-el-tiemblo

Me quedé con ganas de llegar hasta el famoso castaño y recorrer un poco el bosque, pero las peques no tenían el día y cuando no tenían hambre, estaban cansadas o se hacían pis… ¿os suena verdad? Me consuelo con que pasamos una mañana preciosa respirando aire puro de verdad, recogiendo castañas, piñas y hojas de todos los colores, y haciendo las fotos que ilustran este post 😉

Merece muchísimo la pena la visita, así que si tenéis oportunidad no dejéis de pasaros por allí antes de que empiece el frío de verdad y se caigan las hojas… seguro que en invierno también tiene su encanto pero el otoño tiene un encanto especial, verdad?

8 Comments