Descubriendo la Caja Mágica de la Calma y… ¡Sorteo!

caja-magica-calma

Hace unas semanas me contactó Delia Hernández, fundadora de Hippy Kids Yoga  para presentarme su fantástico proyecto de yoga y mindfulness con niños y también para que probáramos uno de sus últimas propuestas, La Caja Mágica de la Calma. Suena interesante, ¿verdad?

Hace unos años, antes de tener a las niñas, estuve un tiempo practicando Hatha Yoga y recuerdo que me encantaba la sensación tan liviana que sentía tras la clase. Estuve unos meses, pero lo dejé y hasta hoy… Pero en estos últimos meses he vuelto a sentir el gusanillo de practicarlo, y proyectos como el de Delia me animan aún más.

Martina ha practicado yoga en el cole y le encanta, así que cuando nos llegó a casa la “Caja Mágica de la Calma” nos pusimos a investigar todo lo que había dentro, leer las indicaciones de Delia, y ponernos a probarlo todo!

Lo primero que llamó la atención de Martina fue el soplador de bola flotante. Un pequeño soplador de madera con un soporte y una bolita de poliexpan que hay que mantener en el aire con nuestra propia respiración. Hubo muchas risas pero también concentración absoluta para hacerlo bien!

caja-magica-calma

Después probamos la pelota antistress, aprentándola y soltándola a la vez que acompañábamos con la respiración. La varita mágica de la calma llena de purpurina y gel que nos dejó hipnotizadas, y la ranita para respirar que se convirtió en el objeto favorito de Julieta.

caja-magica-calma caja-magica-calma caja-magica-calma

Mientras las niñas probaban la ranita y notaban como subía y bajaba según respiraban, fui preparando el comecoco yogui. ¿Os acordáis de los comecocos del cole? preparar este para Martina me trajo infinidad de recuerdos y mientras lo doblaba pensaba en lo mucho que le iba a gustar a ella. No me equivoqué ni un poco. Junto con las cartas mágicas de yoga se ha convertido en su juego favorito.

Primero miramos todas las cartas (que tienen unas ilustraciones preciosas, por cierto), y practicamos los Asanas en nuestra esterilla, y luego combinamos con el comecocos para que la postura fuera sorpresa. No paramos en toda la tarde y yo acabé molida, la verdad sea dicha. caja-magica-calmacaja-magica-calma caja-magica-calma caja-magica-calma

La caja también incluía un mini cuaderno de colorear mandalas y un cuaderno de mindfulness para escribir de nuestras experiencias con el yoga, pero lo que de verdad nos llamó la atención fue la plantilla de las emociones. Una ruleta con caritas que podemos señalar con una flecha para identificar cómo nos sentimos cuando no podemos o sabemos expresarlo con palabras. Una herramienta que en casa estamos utilizando mucho!

Nosotras escribimos al lado la emoción que a Martina le sugería cada carita para poder hacerlo aún más fácil. caja-magica-calma caja-magica-calma

Abrir la Caja Mágica de la Calma se ha convertido en una especie de ritual diario cada día. Algo a hecho click en Martina y después de la ducha va derecha a ver las cartas de yoga, practicar las posturas, escribir en su cuaderno… es su momento con ella misma y me encanta que se haya “enganchado” a esto.

He invitado a Delia a que nos cuente sobre los beneficios del yoga y mindfulness en niños, y muy pronto habrá un post con sus reflexiones. Mientras tanto, me toca practicar Asanas para enseñaros qué tal se me va dando!

Como nos ha encantado, Delia nos ha ofrecido una Caja Mágica de la Calma extra para poder sortearla entre todos vosotros. Para participar sólo tenéis que:

El sorteo se realizará el miércoles 22 y el ganador se anunciará al final de este post. ¡Suerte a todos!

¡Enhorabuena Alicia! te escribo un email para que me pases tus datos de envío!. Gracias a todos por participar!

163 Comments